Mi atracción hacia los árboles es el causante de este espacio.

Muchos momentos de mi vida , algunos felices y otros difíciles, han sido en presencia de un árbol.

Hace un par de años, en un día de principios de primavera en el que salimos a uno de nuestros frecuentes paseos por la naturaleza, pudimos percibir una luz muy especial.

Tras un atípico invierno , el verde que nos rodeaba era especialmente verde.

En aquellos días, el dióxido de carbono (CO2) había creció a niveles muy altos. El límite lo superamos llegando a la cifra  de 410 partículas por millón, una medida de proporción al volumen del aire que está marcada como excesiva para el planeta.

¿Cómo podía ser que nuestro nivel de contaminación del aire fuera tan alto y a la vez pudiéramos disfrutar de aquel paisaje tan bello?

Pues parece ser que los árboles, en ocasiones como estas, reaccionan creando más verde y color para acelerar la fotosíntesis. De ahí aquel color tan intenso que podíamos disfrutar.

Esta información la pudimos encontrar en los artículo del periódico el Pais ¿Por qué es tan importante el 410 para el cambio climático? y Las emisiones de CO2 aceleran la fotosíntesis en las plantas.

Si los árboles desde su lugar, con sus mejores dones, pueden ayudar a que podamos seguir disfrutando de este mundo, seguro que cada uno de nosotros, sacando a relucir nuestro verde, nuestro talento , también podemos cuidar este planeta que nos acoge.

 

Y así ha surgido VERDE 410. Un espacio en el que compartir todos esos momentos en los que soy consciente  de que los humanos y la naturaleza, los árboles, estamos más vinculados de lo que parece a simple vista. Como, cada uno, desde nuestro lugar, podemos conservar esta naturaleza que tanto placer nos da.

Porque tenemos una obligación con las futuras generaciones y los árboles ya están haciendo su parte.

Estamos juntos.